Here we are in mid-January and the weather so far this winter, to say the least, has been extreme. Most of the eastern half of the US has had their fair share of below normal temperatures and recently my friends down south have had to deal with rare snow events. And out west, well, we’ve all seen the horrible damage caused by wind driven wildfires.

Where I live in Upstate New York, in recent weeks we’ve been suffering through temperatures way below normal. Heck, I’ve seen some overnight temperatures up in the Adirondack Mountains in the minus 20 to 30-degree range. Where I live down in the flatlands, we’ve had some balmy 6 to 10 below morning temps. However, as I sit here writing the article we’re at 26 degrees above and we’ve had about 6 inches of snow overnight. What’s your point you may ask? After all, it is winter.

Earlier this week I had a voice mail on my landline. Sure, I still have a landline but for emergency purposes only because 911 responders can pin point your location immediately. Oh, by the way, I am pretty proficient with my iPhone. But I digress. The voice on the other end of the line was informing me that my 50th UMass college reunion was coming up in April. Geez! I looked at the phone and said “Wait! What? Are you talkin’ to me!” Oh man, that was a quick 50 years! So, other than some paychecks from Uncle Sam back in the day, every penny I’ve ever earned has been in the turf industry. That’s a lot of years suffering through some very severe Northeast winters. To quote the Farmers Insurance guy, “I know a thing or two because I’ve seen a thing or two.”

Now, at last to the point of this blog. Last week here in Upstate NY we had a couple of unusually warm days ending with a day around 60 degrees. Obviously, what snow and ice we had disappeared rather quickly leaving us with super saturated soils. However, when I checked the temperature the next morning, we were at minus 2 degrees.

So, what does the rapid freeze up mean to the health of our turf in the Northeast? No one knows for sure but I can tell you from experience, it ain’t good. I believe that rapid freeze up has left our turf, especially Poa Annua, weakened. Between now and when our turf breaks winter dormancy in late March or early April, we could be looking at crown hydration, low temperature kill or plenty of good ol’ desiccation. Like I say, no one knows what to expect come spring.

Here’s the take home message: document, document, document. Be prepared to effectively communicate the challenges you have experienced. And above all else, have a plan in place to help your turf recover as quickly as possible. And yeah, I know a thing or two about golfers as well, they’re an extremely impatient bunch!


Espere Lo Inesperado

Aquí estamos a mediados de enero y el clima hasta ahora este invierno, por decir lo menos, ha sido extremo. La mayor parte de la mitad este de EE. UU. ha tenido su parte justa de temperaturas por debajo de lo normal y recientemente mis amigos del sur han tenido que lidiar con raros eventos de nieve. Y en el oeste, todos hemos visto el horrible daño causado por el viento, incendios forestales.

Donde vivo en el norte de Nueva York, en las últimas semanas hemos estado sufriendo temperaturas muy por debajo de lo normal. Diablos, he visto algunas temperaturas durante la noche en las montañas de Adirondack con un rango de menos de 20 a 30 grados. Donde vivir en las llanuras hemos tenido templados de 6 a 10 bajo la temperatura de la mañana. Sin embargo, mientras estoy sentado aquí escribiendo el artículo, estaba a 26 grados de altura y hemos tenido alrededor de 6 pulgadas de nieve durante la noche. ¿Cuál es su punto que puede preguntar? Después de todo, es invierno

A principios de esta semana tenía una voz en mi teléfono fijo. Claro, todavía tengo un teléfono fijo, pero solo para emergencias porque los que responden al 911 pueden marcar la ubicación del punto inmediatamente. Oh por cierto. Soy bastante competente con mi iPhone. Pero retrocedo. La voz al otro lado de la línea me informaba que mi reunión número 50 de la universidad de UMass se realizaría en abril. ¡Dios! Miré el teléfono y dije ¡espérese! ¿Qué? ¿Estás hablándome a mí, oh hombre, eso fue un rápido 50 años! Entonces, aparte de algunos cheques del Tío Sam al día, y cada centavo que he ganado alguna vez ha estado en la industria del césped. Eso es mucho sufrimiento a través de algunos inviernos del noreste muy severos. Muchachos, le cito a la aseguranza Farmers, “yo sé uno o dos cosas, porque he visto uno o dos cosas”. 

Ahora, al fin, al punto de este blog, la semana pasada aquí en el estado de Nueva York tuvimos un par de días inusualmente cálidos que terminaron con un día de alrededor de 60 grados. Obviamente, la nieve y el hielo que habíamos desaparecido rápidamente nos dejaron con suelos súper saturados. Sin embargo, cuando revisé la temperatura a la mañana siguiente, estábamos a menos 2 grados.

Entonces, ¿qué significa la congelación rápida para la salud de nuestro territorio en el noreste? Nadie sabe con certeza, pero puede decirte por experiencia. no es bueno, creo que la congelación rápida ha dejado nuestro césped, especialmente Poa Anua. debilitado Desde ahora hasta cuando nuestro césped rompe la latencia invernal a fines de marzo o principios de abril, podríamos estar mirando la hidratación de la corona, la muerte a bajas temperaturas o el bien o la desecación. Como decir, nadie sabe qué esperar en primavera.

Aquí está el mensaje para llevar a casa: documento, documento. Esté preparado para comunicar efectivamente los desafíos que ha experimentado. Y, sobre todo, tenga un plan para ayudarle a recuperarse lo más rápido posible. Y sí, saber una cosa o dos sobre los golfistas, así como el césped, son un grupo extremadamente impaciente.